¡DESPIERTA!...¡MATRIX TE CONTROLA!

...MATRIX ESTA EN TODAS PARTES, INCLUSO AQUI MISMO MIENTRAS NAVEGAS POR LA RED. PUEDES SENTIRLA CUANDO MIRAS POR LA VENTANA, CUANDO VAS A TRABAJAR, CUANDO PAGAS TUS IMPUESTOS, CUANDO VAS A LA IGLESIA, CUANDO ESTAS SENTADO EN UN PUPITRE DE CLASE, CUANDO VOTAS POR POLITICOS, CUANDO COMPRAS, INCLUSO CUANDO VES LA TELEVISION... MATRIX ES EL MUNDO QUE TE HAN IMPUESTO SOBRE LOS OJOS PARA OCULTARTE LA VERDAD...

ERES UN ESCLAVO E IGUAL QUE TODOS LOS SERES HUMANOS NACISTE EN UNA PRISION QUE NO PUEDES TOCAR, OLER NI SABOREAR. UNA PRISION PARA TU MENTE.

jueves, 3 de febrero de 2011

LA TRAMA MACABRA DE LAS SOCIEDADES SECRETAS

Desde sumeria y a lo largo de la edad antigua, los extraterrestres “buenos” vinieron a impartirnos sabiduría y conocimiento para que la civilización terrestre volviera a recuperar su libertad e identidad cósmica.
Lamentablemente las entidades negativas de la cuarta dimensión comenzaron a tentar al hombre para que se apartara del camino de Dios y sucumbiera ante la vida material y el falso ego.
Con la ayuda de los nefilim, Satanás hizo que el hombre se degradara así mismo cediendo todo el conocimiento brindado por los visitantes estelares a unos pocos del linaje reptiliano.
Poco a poco las enseñanzas de nuestros hermanos extraterrestres se fueron perdiendo junto con el gran desarrollo logrado por las culturas ancestrales, hasta el punto en que la humanidad quedó en grado de evolución crítico y encadenado a las fuerzas satánicas.
El consejo estelar opto por pasar el conocimiento oculto a pequeños grupos esotéricos que se encargarían de impartirlo a todo el mundo, no obstante, ellos también caerían bajo el poder del mal usando lo que habían aprendido en contra de la humanidad, fue así como se corrompieron las llamadas “sociedades secretas”.
Egipto fue la cuna de las “antiguas escuelas de misterio”, pequeñas hermandades donde los maestros supremos de lo oculto pasaban sus doctrinas a unos iniciados en la orden quienes juraban nunca revelar los secretos al público en general.
Esas tradiciones fueron recogidas de la antigua ciudad de Babilonia en donde nacieron los rituales oscuros, la magia, y cualquier otra practica esotérica, pues como ya explique fue sede del linaje oscuro.
Las antiguas escuelas de misterio evolucionaron a través de la historia hasta convertirse en una vasta red de SOCIEDADES SECRETAS que son controladas por las trece dinastías nefilim.
La manipulación del conocimiento empezó en los tiempos del antiguo Egipto donde solo los sacerdotes y la elite que tenia parentesco de sangre nefilim eran privilegiados para acceder a grandes secretos que fueron transmitidos entre miembros de la hermandad, de ese modo los civiles ordinarios permanecerían ignorantes y serian fáciles de controlar. Por ejemplo, uno de los secretos que fue custodiado por las sociedades ocultas habría sido la arquitectura antigua, ya que era considerada algo sagrado y cabalístico, como dice la ciencia, todos los monumentos y obras construidas por las civilizaciones del viejo mundo son un misterio.
Los dioses anunnaki transmitieron ese conocimiento místico a iniciados en una de las órdenes secretas de las escuelas de misterio egipcias; de ese modo se conformo una fraternidad de hombres diestros en las artes ocultas de la construcción. Esa fraternidad sobrevive hasta nuestros días pasando a ser una de las sociedades secretas con más poder en el mundo… “LA FRANCMASONERIA”.
Entre los años 961 y 922 a.C. el legendario rey Salomón, quien era del linaje nefilim (por ello fue consejero del faraón Shishak I y tomo por esposa a la hija del soberano egipcio, preservando así la descendencia) le pidió a su amigo rey de Tiro, Hiram Abif que ayudase a construir un cabalístico templo en la cima del monte Moriah.
El rey Hiram – también de sangre nefilim por parte de la tribu Neftalí – siguiendo los deseos de su amigo, selecciono un grupo especial de obreros que habrían sido iniciados en las cofradías secretas de Egipto por los maestros serpiente.
Estos hombres expertos en albañilería oculta se encargaron de edificar el místico templo de Salomón, en el cual – según la leyenda bíblica – se escondió la misteriosa arca de la alianza.

El santuario fue utilizado por la hermandad oscura como una biblioteca en donde todo el conocimiento esotérico de los dioses fue almacenado junto con sus más preciados secretos.
Luego de la muerte de Hiram Abif, el grupo especial de arquitectos se reorganizo en la clandestinidad dándole a cada miembro un titulo y grado de acuerdo a su entendimiento de las artes y practicas cifradas heredadas de los antiguos babilonios.
La orden fue aumentando su número de integrantes poco a poco, el conocimiento arcano solo era transmitido de quienes tenían grados de maestro a los iniciados o recién afiliados a la orden quienes, con el paso del tiempo, obtenían también el título de maestro.
Durante la edad media los albañiles libres (así se les llamaba en ese tiempo) adeptos a la fraternidad, guardaron muchos de sus secretos en los grandes monumentos cabalísticos que erigían, la construcción de las catedrales góticas, por ejemplo, se le atribuye a dicha orden así como el levantamiento de monasterios místico-religiosos.
A partir del siglo XVII la sociedad clandestina se volvió aun más invisible para el público, entre sus filas se fueron uniendo hombres poderosos de la hermandad nefilim que dieron a la orden un aspecto más oscuro introduciendo símbolos y rituales esotéricos. Desde entonces la sociedad dejo de ser un grupo especial de albañiles para adquirir influencias en altos puestos de poder político, comercial y religiosos siendo convertida en una orden ocultista al servicio de las fuerzas satánicas ayudándolos a manipular la humanidad, dicho grupo es conocido hay en día como la sociedad secreta de los masones o francmasones a la cual pertenecen casi todos los políticos de alto estatus alrededor del mundo. Pero la masonería no es la única hermandad oculta que conspira contra la población civil bajo el mando de los trece linajes nefilim, a través de la historia otras sociedades secretas – también manipuladas por las trece dinastías – se sumaron a la maquinación de Satanás.
Durante el siglo XI en la antigua ciudad de Persia (hoy Irán) inició una orden secreta/religiosa de musulmanes llamada Ashashins o los “ASESINOS” cuyo poder e influencia política fue bastante grande.
La hermandad de los asesinos se regía por el hermetismo, la cábala y la gnosis: doctrinas esotéricas que se remontan al antiguo Egipto. El primer gran maestre de la orden fue Hassan Ben Sabbah conocido como el viejo de la montaña quien decía ser la reencarnación de Alí (yerno de Mahoma); tuvo bajo su mando más de 50.000 seguidores a los que drogaba con una variedad de cáñamo similar a la marihuana (de ahí el nombre ashashins: fumadores de Hachís) y les hacía creer que visitaban el paraíso, de ese modo sus seguidores controlados por la droga se inmolaban y asesinaban en el nombre de Sabbah (posible nefilim).
Los asesinos fueron una sociedad secreta sanguinaria que adquirió basto control sobre todo el imperio persa y sus alrededores, crearon los Taouq, gremios de constructores que eran iniciados estrictamente en el arte de construir templos y castillos con técnicas precias, de aquí también tuvieron influencia los masones.
Hacia el siglo XIII la orden de los asesinos se disolvió no sin antes dejar el legado de manipulación, poder y conocimiento esotérico a una nueva sociedad secreta que también trabajaba para los amos nefilim: “LOS CABALLEROS TEMPLARIOS”.
Hacia el año 1.096, el poder eclesiástico de Europa (manipulado por la hermandad de la serpiente) inicio una serie de guerras que durarían hasta 1.270 para recuperar los lugares santos que por entonces estaban bajo el control islámico, así empezaron las llamadas cruzadas.
En los siguientes 174 años ríos de sangre fueron vertidos por todas las masacres auspiciadas por el papa, supuestamente en nombre de Cristo, solamente la primera cruzada que terminó en 1.099 resulto victoriosa para los cristianos con la toma de Jerusalén y la fundación de una nueva hermandad: la orden del temple o caballeros templarios.
La historia cuenta que nueve monjes soldados con la misión de proteger los caminos que había transitado Jesús y a los peregrinos que visitaban tierra santa, fundaron una orden secreta y pidieron permiso al rey Balduino II para instalarse en lo que quedaba del templo de Salomón.
Entre los años 1.118 y 1.927 los templarios permanecieron encerrados en el templo sin dejar ingresar a nadie que no perteneciera a la orden, nunca protegieron los lugares santos, un hecho muy extraño ya que esa era su misión. Lo que hicieron durante su estancia en el templo fue todo un misterio.
La leyenda cuenta que los templarios hallaron en el subterráneo del recinto el arca de la alianza la cual se cree, fue llevada a Francia y ocultada bojo la catedral de Chartres.
En 1.927 Hugo de Payns, el primer gran maestre de la orden, envió una carta al papa Honorio II para que reconociera los caballeros templarios como orden oficial.
Con la aceptación de la santa sede el éxito de la hermandad comenzó a crecer y con ello también sus secretos; textos traducidos y guardados misteriosamente, el enigmático templo de Salomón, la leyenda del arca de la alianza y el poder que los templarios influyeron sobre el vaticano, fueron algunos de los enigmas que perduraron durante la vida de la orden.
En los años siguientes la fama y el poder de la sociedad secreta crecieron enormemente. Lograron ser los dueños de toda Europa y tener grandísimas cantidades de riquezas, los reyes de Inglaterra les habían confiado la custodia de sus ingresos y los soberanos franceses les cedieron la administración de todo el tesoro público, de tal manera que la gente del temple era el verdadero ministro de finanzas.
A través de la sociedad secreta templaria, la hermandad de la serpiente ejerció control sobre todos los gobiernos medievales, usaron también a la iglesia católica como marioneta para manipular aun mas a las personas.
En el siglo XlV la cofradía del temple se disolvió por orden del rey Felipe lV quien convenció a otros monarcas del peligro que estos caballeros representaban por su inmenso poder.
Sin embargo, los templarios no desaparecieron del todo, al igual que los asesinos se unieron a otras hermandades como la Francmasonería y la orden Rosacruz, otra hermanad místico-esotérica que fue corrompida por los amos nefilim para controlar al mundo.
Los Rosacruces se consolidaron y adquirieron nombre oficial hasta el siglo XVIII, aunque su existencia y filosofías derivan de las antiguas escuelas egipcias de misterio- al igual  que las otras sociedades secretas – que surgieron en el reinado de Tutmosis III (año 1.500 a.C.).
Hermandades arcanas no menos importantes como el “PRIORATO DE ZION”, “LOS CABALLEROS DE MALTA”, la orden del “AMANECER DORADO” (golden dawn) o la “SOCIEDAD DE THULE” también fueron controladas por las trece dinastías para controlar política, económica y socialmente a las naciones del mundo.
A través de la historia hasta el día de hoy, son realmente las sociedades secretas las que mueven los hilos de la humanidad, los gobiernos, religiones, bancos o los medios son simples marionetas que finalmente obedecen a la hermandad de la serpiente liderada por el demonio o Satanás.
La verdadera libertad nunca ha existido ni existirá hasta que los seres humanos  no despierten y dejen de obedecer al sistema que nos mantiene presos…hasta que no se rompan las cadenas de la “MATRIX”, seguiremos siendo esclavos.

Cabe aclarar que no todas las sociedades secretas han sido malignas o con deseos de conspirar, la mayoría de ellas tenia principalmente una filosofía espiritual y un objetivo totalmente distinto antes de que los nefilim las corrompieran.
La misión principal de estas hermandades esotéricas era el conocimiento místico y la iluminación de dios, pero gracias a la influencia negativa de los demonios del bajo astral terminaron aliándose en el juego de las trece familias oscuras.
Muchos personajes genios de la historia que han brindado cosas positivas a la humanidad pertenecían a las sociedades secretas: Isaac Newton y el filosofo René Descartes pertenecían a los rosacruces.
Otros afiliados a dichas hermandades han sido personas malignas y que dejaron una huella negra en la historia: Hitler perteneció a la sociedad de Thule, Aleister Crowley, un brujo satanista que enseño a la elite británica en 1.900 las doctrinas de Lucifer fue miembro de la orden golden dawn (amanecer dorado) y los francmasones, Albert Pike, fundador del Ku Klux Klan era un satanista y mason de grado 33.
No está bien estigmatizar a todos los miembros de las sociedades secretas como conspiradores y sequitos de los reptilianos, hacer eso, sería el equivalente a culpar a todos los curas por las atrocidades que comete el Vaticano, muchos de ellos (los iniciados en grados menores) no tienen ni idea de la agenda oculta que llevan a cabo sus líderes (maestros de alto grado)
Para el siglo XV la hermandad nefilim ya tenía bajo su control todos los países del hemisferio oriental; aunque su plan nefasto marchaba sobre ruedas, había un pequeño detalle que no podían dejar pasar por alto.
En las zonas de África, América y Oceanía aun quedaban los descendientes de las antiguas civilizaciones Atlántida y Lemuria, agrupados en diversas culturas nativas que estaban siendo ayudadas por el consejo estelar y los visitantes del espacio para alcanzar un gran desarrollo, lo cual representaba una amenaza para la hermandad.
En esa misma época las familias nefilim enviaron grupos de “exploradores” para que supuestamente descubrieran nuevas tierras, el verdadero objetivo era aniquilar a todas las tribus ancestrales herederas del legado atlante y lemuriano, además de explotar todos sus recursos minerales.
Un hombre llamado Cristóbal Colon – miembro de la orden templaria – financiado por los reyes católicos, fue enviado a occidente junto con otros afiliados a sociedades secretas para llevar a cabo la voluntad de los amos nefilim y sus dioses demonios.
El aparente descubrimiento de América en 1.492 fue en realidad el inicio de una trama genocida para exterminar todo el antiguo conocimiento extraterrestre y esclavizar a los nativos.
Los hombres de Colon saquearon todas las riquezas de las tribus precolombinas y asesinaron a muchas de ellas; en tan solo tres años cinco millones de nativos murieron ante el poder sanguinario de los colonizadores, quienes encabezaron esta acción barbárica fueron miembros de la elite española, algunos, adeptos a fraternidades secretas, simples sirvientes de los amos nefilim.
Hombre como Hernán Cortes y su primo Francisco Pizarro destruyeron los imperios inca y azteca, robaron sus recursos minerales, abusaron sexualmente de las mujeres indígenas y tomaron por esclavos a los pocos sobrevivientes de las masacres.
Las tierras conquistadas pasaron a ser propiedad de la aristocracia católica que repartió dichos terrenos a la nobleza española dejando por consiguiente el control de nuestro continente en manos del linaje nefilim.
Todo el legado de las culturas ancestrales, se desvaneció con la llegada de los españoles, quienes nos impusieron un estatus quo que iba de acuerdo con la agenda del mal.
Entre los años 1.400 y 1.700 las sociedades secretas que servían a la hermandad adquirieron más influencia sobre los gobiernos y el sistema monetario que empezaba a tomar mayor fuerza. Con la llegada de la revolución industrial el ser humano empezó un periodo conocido  por los mayas como “el triunfo del materialismo” de aquí en adelante el hombre no solo perdió toda conciencia espiritual sino que se convirtió literalmente en un esclavo con grilletes invisibles, encerrado en una prisión que controla el demonio y sus discípulos.
Esta es el verdadero y fatídico pasado ocultado a la humanidad como parte de una horrible conspiración que perduro a través de la historia hasta el día de hoy.

1 comentario:

  1. pues es muy terrible todo esto pero ahi que ver las cosas buenas que tiene el mundo

    ResponderEliminar