¡DESPIERTA!...¡MATRIX TE CONTROLA!

...MATRIX ESTA EN TODAS PARTES, INCLUSO AQUI MISMO MIENTRAS NAVEGAS POR LA RED. PUEDES SENTIRLA CUANDO MIRAS POR LA VENTANA, CUANDO VAS A TRABAJAR, CUANDO PAGAS TUS IMPUESTOS, CUANDO VAS A LA IGLESIA, CUANDO ESTAS SENTADO EN UN PUPITRE DE CLASE, CUANDO VOTAS POR POLITICOS, CUANDO COMPRAS, INCLUSO CUANDO VES LA TELEVISION... MATRIX ES EL MUNDO QUE TE HAN IMPUESTO SOBRE LOS OJOS PARA OCULTARTE LA VERDAD...

ERES UN ESCLAVO E IGUAL QUE TODOS LOS SERES HUMANOS NACISTE EN UNA PRISION QUE NO PUEDES TOCAR, OLER NI SABOREAR. UNA PRISION PARA TU MENTE.

miércoles, 2 de febrero de 2011

MISTERIOS DE LA RELIGION Y LA ARQUEOLOGIA

A través de la historia la iglesia y sus congéneres han jugado un papel importante en la falsificación y pruebas que revelan el verdadero origen del hombre. En el siglo XVI, por ejemplo, el fray Diego de Landa mando a quemar varios documentos mayas porque iban supuestamente, contra la fe cristiana; lo mismo hizo el cardenal de Cisneros con 8.000 manuscritos árabes de la biblioteca de granada.
Otras evidencias han sido ocultadas por el vaticano en bóvedas de máxima seguridad, ya que, de salir a la luz pública nos mostrarían un pasado asombroso totalmente distinto al que nos han contado la religión y la ciencia. Ese es el caso de los manuscritos del mar muerto y las inscripciones en lajas de piedra pertenecientes a la isla de Pascua, cuyos conocimientos se encuentran bajo llave en los subterráneos de la Santa Sede.
Falsificar textos ha sido otro de los artificios utilizados en las altas esferas de poder religioso para desvirtuar ciertas creencias, como ejemplo tenemos las populares “santas escrituras”.
La biblia es una compilación de antiguos escritos que fueron adulterados a propósito para oscurecer la verdad. En  su libro “los dioses del edén” el autor William Bramley expone varios capítulos del antiguo y nuevo testamento que habrían sido alterados como parte de una gran conspiración,  la cual expondré a lo largo del libro.
Dentro de las páginas del texto sagrado se encuentran ciertas pistas indicando que los relatos bíblicos fueron en su mayoría mal interpretados, les mostrare algunos ejemplos:
En el primer capítulo del génesis cuando se dice que Dios crea al mundo en siete día, el siete representa un numero sagrado simbolizando las siete dimensiones de nuestro plano físico, los siete cuerpos espirituales del ser humano, los siete chacras, las siete leyes metafísicas del cosmos, etc.
De este modo vemos que la expresión siete días es una alegoría esotérica referente a la estructura y organización del universo, no significa que Dios haya creado el mundo en una semana; cabe aclarar que para las conciencias superiores a nuestras dimensión no existe aquello que llamamos tiempo, este es una simple ilusión, así que si Dios es la energía cósmica (no un ser) más elevada no pudo haber medido su obra en días.
Más adelante el génesis describe la creación del hombre de la siguiente manera: “…Y vio Dios que lo hecho era bueno. Y por fin dijo: HAGAMOS al hombre a imagen y semejanza NUESTRA (génesis l – 25, 26).
En el capítulo 3, versículos 21 y 22 del génesis se refieren a Dios de la siguiente manera: “…hizo también el señor Dios a Adán y a su mujer unas túnicas de pieles y los vistió. Y dijo: ved ahí a Adán que se ha hecho como uno de NOSOTROS
Luego en el capítulo 11 versículos 5 y 7 del mismo génesis se lee: “…Y descendió el señor a ver la ciudad y la torre, que edificaban los hijos de Adán – ea pues DESCENDAMOS y CONFUNDAMOS allí mismo su lengua de manera que el uno no entienda el habla del otro”
Los tres fragmentos anteriores tienen algo en común: nótese que están hablando en plural, refiriéndose a varios creadores y no a uno solo.
Cuando la biblia hebrea fue traducida a otros idiomas muchas de las frases claves entre los capítulos se transcribieron erróneamente ya sea por equivocación o a propósito; por ejemplo, en el texto original para referirse a Dios se utiliza constantemente el apelativo “Elohim”, una palabra hebrea que significa curiosamente “dioses”, proviene de ellu  que se traduce como “los resplandecientes” y es repetida unas 2.570 veces en el antiguo testamento.
En el capítulo 2 versículo 7 del génesis, encontramos una señal oculta de nuestro verdadero origen, este pasaje nos dice que Dios (los elohim) formo a Adán con “polvo del suelo”, esta expresión fue mal traducida ya que en la biblia original aparece la palabra “TIT”, derivada del término sumerio “TI.IT” que significa “lo que es con vida” o  mejor “algo viviente”; o sea que Dios formo a Adán     con algo viviente ( microorganismos, células, etc. ). El mismo termino (TIT) fue cambiado en el versículo 21 por la palabra costilla de la que se supone fue formada Eva.
La evidencia expuesta revelaría que Adán y Eva realmente fueron el producto de un experimente genético hecho por varios dioses ( o extraterrestres?).
Varios expertos e investigadores del fenómeno OVNI (objeto volador no identificado) han incluso encontrado a lo largo de los relatos bíblicos claras alusiones a seres y tecnología de naturaleza alienígena.
El autor Joseph Blunrich, un diseñador e ingeniero de cohetes que trabajaba para la NASA, expone en su libro “The spare Skips of Ezequiel” (“ las naves espaciales de Ezequiel”) distintos relatos del profeta Ezequiel que describen sus sorprendentes encuentros con seres de otros mundos.
En el libro de Ezequiel capitulo 1 versículos 4, 5, 15 y 16 leemos:
-“Y mire, y he aquí que venía del norte un torbellino de viento, y una gran nube, y un resplandor alrededor de ella; y en su centro, esto es, en medio del fuego una imagen de un personaje tan brillante como de ámbar: - y en medio de aquel fuego se veía una semejanza de cuatro animales; la apariencia de los cuales era la siguiente: había algo en ellos que se parecía al hombre.
-Y mientras estaba yo mirando los animales apareció una rueda sobre la tierra, junto a cada uno de los animales; la cual tenía cuatro caras o frentes; - y las ruedas eran a la vista como del color del mar; y todas eran semejantes y sus formas eran como de una rueda en medio de otra rueda”  
Este párrafo es una clara narración de algo que es ajeno a nuestro planeta; las expresiones “torbellino de viento” y “gran nube” son usadas para describir una nave extraterrestre, la palabra “fuego” se utiliza para indicar la alta luminosidad del vehículo, tal como han afirmado los avistamientos de OVNIs. Cabe aclarar  que para las personas de esa época la tecnología que veían era totalmente desconocida, asi que sus visiones se describían de la forma más simple posible, este es el caso de las “extrañas ruedas” mencionadas por el profeta, que en realidad eran platillos voladores, las cuatro “caras” o “frentes” simbolizan las ventanillas del vehículo y los “animales” son lógicamente los alienígenas que piloteaban las naves.
Otro fragmento bíblico que narra el contacto entre visitantes estelares y hombres de la antigüedad es el que hallamos en el libro lV de reyes: capitulo 2,  versículos 1 y 11:
-“Y sucedió que cuando el señor quiso arrebatar al cielo a Elías en un torbellino de fuego, venían Elías y Eliseo caminando de Galgala.
-Así proseguían su camino andando y hablando entre sí cuando he aquí un carro de fuego, con caballos también  de fuego separo de repente al uno del otro; y Elías subió al cielo en un torbellino”
Los ufólogos (investigadores del fenómeno OVNI) que han leído el rapto del profeta Elías concluyen que se trata de un encuentro extraterrestre del quinto tipo, lo que es conocido como abducción o secuestro alienígena.
Algunas de las personas que han pasado por este traumático hecho cuentan como un rayo de luz proveniente de la nave los eleva hasta que llagan a su interior, esta es la explicación del torbellino que arrebata a Elías.
  Los “caballos de fuego” son una interpretación usando el lenguaje de la época, pues en ese entonces el único medio de transporte conocido era una carroza tirada por caballos, el adjetivo “fuego” representa siempre en estos casos la intensidad con que brilla el OVNI.
Existen otras referencias en la biblia que hacen alegoría a naves y seres del espacio, las cuales veremos más adelante.
Es importante aclarar que aunque nuestro origen se debe a los extraterrestres no deben ser vistos como deidades a las que hay que venerar o rendir culto; tal confusión fue la que se produjo miles de años atrás durante el desarrollo de las civilizaciones antiguas quienes confundieron a estos cosmonautas ancestrales con “dioses”, dado el hecho de que son intelectual y tecnológicamente muy superiores a nosotros.
En todas las mitologías de las culturas aborígenes se habla acerca de seres divinos (extraterrestres) que bajaron del cielo para poder crear al hombre y otorgarle un gran conocimiento; eso explicaría el increíble adelanto de pueblos como el egipcio.
En medio oriente, entre la región que alguna vez se llamo Mesopotamia y sus alrededores, se han encontrado viejos escritos que aluden a dioses provenientes del espacio exterior.
Las tabletas de RAS SHAMRA descubiertas en la desaparecida ciudad de Ugarit, las tablas de NUZI  al norte de Mesopotamia, los textos de AMARNA y MARI localizada en la antigua Siria, entre otros, son claros ejemplos que revelan el origen extraterrestre de sus deidades.
Estos textos, no son la única prueba que existe; por todo el planeta se hallan indicios - dejados por nuestros ancestros - de que tuvimos una profunda conexión con forasteros de otros mundos.
Las leyendas egipcias narran que antes del surgimiento de su pueblo, hubo un periodo llamado ZEP-TEPI en el cual dioses provenientes del cielo, bajaron en botes voladores (naves?) para construir una nueva civilización.
Curiosamente la palabra que utilizaban los egipcios para llamar a sus dioses significaba “ser venido del cosmos”.
Los Dogones, una antigua civilización de Africa creían que su dios Ama provenía de una estrella conocida como Siro B, descubierta por la ciencia muchísimos años después.
¿Cómo supieron estos indios primitivos la existencia de tal estrella sin poseer ningún tipo de tecnología?
En Nuevo México se encuentran petroglifos pertenecientes a la cultura Zuni que revelan figuras y seres del espacio: antiguos astronautas que le enseñaron al hombre cómo vivir – de acuerdo con sus leyendas.
 Los dioses de los Zuni y otras civilizaciones norteamericanas eran llamados “Kachinas” y se decía que viajaban a través de portales.


En 1.938 en las montañas de Bain-Kara-Ula, límites del Tíbet, se encontraron extraños esqueletos pequeños con cabezas alargadas, la mitología de las viejas tribus del valle cuentan historias sobre seres de las estrellas que chocaron 12.000 años atrás en la región de Bain.
Junto a los cuerpos también se identificaron unos discos conocidos como las “piedras de dropa” cuya superficie mostraba lo que parecían  ser alienígenas y naves espaciales en la antigüedad.

En el arte rupestre – hecho por nativos miles de años atrás – al oeste de Australia, se aprecian unos dibujos de formas ajenas a nuestro mundo, los aborígenes les llamaban “Wandjinas” y eran referidos como sus espíritus creadores, los petroglifos muestran seres con cascos espaciales y halos en la cabeza.


En Guatemala unos arqueólogos descubrieron una estatuilla de un astronauta que tenía unos 5.000 años de antigüedad, algo bastante extraño para una época en la cual ni los aviones se habían inventado, ¿Qué clase de ser vieron los artesanos para plasmarlo en una reliquia?
En palenque, México, sobre la tumba del rey Pakal perteneciente a la dinastía se ve el dibujo en relieve de un hombre manipulando lo que parece ser una nave espacial. La figura esta comprimida en un pequeño espacio con palancas y una especie de panel de control, muy parecido a una cabina de un cohete moderno.

Una excavación en Tropakkale, Turquía, hallo un pequeño objeto tallado en piedra similar al cosmonauta maya de palenque,  la escultura se asemeja a una nave espacial con un piloto a los mandos, su edad es de 3.000 años.

Otra figura de un “hombrecillo del espacio” hecha de cerámica fue descubierta en una zona entre Bolivia y Ecuador, su tamaño es de unos 25 cm y su antigüedad de 3.000 años.
El misterioso “plato de Lalldoff” hecho hace 4.000 años y hallado en Nepal, es una evidencia de los alienígenas en el pasado, quienes apoyan la teoría sugieren que en su superficie se pueden ver unos OVNIs con forma de disco y algunos extraterrestres en el borde.

Existen muchísimas otras evidencias que señalan una historia ignorada por científicos y religiosos.
Aunque para algunos suene descabellado, la idea de extraterrestres en la antigüedad es la respuesta más lógica a muchos de los interrogantes sobre nuestro pasado.
¿Cómo hicieron las civilizaciones ya desaparecidas para tener tanto conocimiento acerca del universo y porque estaban tan interesados en las estrellas?
¿Por qué los mayas, los aztecas, los egipcios, los sumerios, los hopi, los hindúes, entre muchas otras culturas legendarias poseían una inteligencia tan
avanzada como para construir magníficas estructuras que hoy son un misterio para  la ciencia?
Definitivamente nuestros ancestros sabían que no estamos solos en el universo.
El famoso investigador Erich Von Däniken ha revelado a través de sus libros, la relación de los alienígenas con todas las culturas antiguas.
El cree, que las misteriosas líneas de Nazca en Perú, eran pistas de aterrizaje para naves espaciales, por esta razón solo son visibles desde el aire a una altura de 305 metros aproximadamente.
Las gigantescas figuras (algunas de más de ocho kilómetros) en el desierto de Nazca habrían servido como una señal desde tierra para indicar a los seres estelares que podían descender allí.
Otro investigador, el editor de la revista “tiempos legendarios” Georgio A. Tsoukalos, quien también ha presentado pruebas sobre extraterrestres en la  antigüedad, ha dicho que el desierto de Nazca parece (si se examina detalladamente) un vasto aeropuerto por las formas de sus mesetas.
Los científicos han sugerido que los inmensos dibujos son representaciones de constelaciones y mapas del espacio para advertir a la cultura que los trazo distintos ciclos como épocas de lluvia, eclipses, etc. Sin embargo son mudos a la pregunta ¿Cómo sabían los nativos del Perú sobre esas regiones inexploradas del espacio?       .
Las líneas de Nazca son tan perfectas y precisas que quienes las plasmaron tenían un conocimiento astronómico superior al humano.
Otro dato interesante es que cerca de la región se han encontrado cráneos aparentemente no humanos con forma alongada de unos 3.000 años de antigüedad que son exhibidos en el museo Ica de Perú.

Según la explicación científica estos cráneos fueron alargados artificialmente, lo que ya no puede explicar la “ciencia oficial” es como esto se hizo, ya que no presentan ningún tipo de marca o indicio de que fuera un alargamiento inducido. Por lo tanto si no fue algo artificial, por fuerza es algo genético, heredado.
Cráneos muy similares se han hallado alrededor de todo el mundo, en lugares como Tihuanaco  donde las leyendas nativas hablan de una  diosa  llamada Orejuda que provenía del planeta Venus.

Varios autores que han escrutado el pasado del hombre proponen la intervención de extraterrestres en el desarrollo de las civilizaciones que nos antecedieron y la construcción de maravillas arquitectónicas como las pirámides, en esto se basa la tesis de David Childress con su libro “Technology of Gods” (tecnología de los dioses).
La ciencia no ha podido explicar claramente como hicieron los antiguos egipcios para levantar roca que pesaban toneladas y sin la ayuda de tecnología edificar las pirámides, unas estructuras matemática, geográfica y astronómicamente perfecta.
Si miramos tan solamente la gran pirámide de Keops descubriremos que tiene bastantes cosas asombrosas:
*Fue orientada de tal forma que sus cuatro lados coinciden con los cuatro puntos cardinales
*Su base está alineada con la estrella Alfa Draconis cercana al polo norte
*Sumando las diagonales de la base se obtiene el resultado 25.827 que es el número de años en que la tierra ha pasado por todos los signos zodiacales (precesión de equinoccios)
*La diferencia de sus lados no supera los 18 centímetros constituyendo un cuadrado perfecto
*El perímetro de la pirámide es equivalente al número de días del año: 365,24
*Su altura multiplicada por  da la distancia aproximada de la Tierra al Sol y multiplicada por da el peso aproximado de la Tierra.
*Su perímetro dividido por el doble de la altura da el valor de  (pi: 3,1416) y las medidas de su cámara interna arrojan las dimensiones exactas de los triángulos básicos de Pitágoras: 2,5,3 y 3,4,5.
Conocimientos tan superiores como esos no pudieron ser producto del azar ni tampoco ser atribuidos únicamente al ingenio egipcio si tenemos en cuenta que no tenían telescopios, calculadoras o cualquier otro instrumento de precisión.
Christopher Dunn, un ingeniero que ha estudiado durante años las antiguas construcciones egipcias ha planteado la teoría de que aquella civilización manejaba herramientas mucho más complejas y sofisticadas de lo que  piensan los ingenuos científicos.
Dunn cree que los inmensos bloques utilizados en la edificación tuvieron que ser cortados por maquinaria especial como una sierra de gran tamaño, de otro modo no hubiera sido posible moldear piedras simétricas utilizando solamente martillo y cincel.
El investigador ha sugerido incluso que la civilización pudo tener acceso a aparatos mecánicos o eléctricos, y aunque muchos científicos rechazan sus hipótesis señala evidencias que lo corroboran.
Recopilando datos sobre las cámaras internas de la gran pirámide de Gizah,  Dunn concluyo que ese colosal monumento era en realidad un poderoso centro generador de energía que brindaba al pueblo la chispa necesaria al pueblo para utilizar sus aparatos, así lo describe en su libro “Technology of ancient Egypt” (Tecnología del antiguo Egipto)
Pero, ¿realmente tuvieron los egipcios maquinas avanzadas?
En el país de los antiguos faraones, en la región de Dendera se halla el templo de Hathor considerado por muchos como enigmático debido a sus extraños pictogramas.
Una de las paredes muestra lo que parece ser dos sirvientes transportando gigantescos bombillos con filamentos en forma de serpiente, apoyados en aisladores de alta tensión (según la opinión de muchos expertos) y conectados a una especie de interruptor por medio de cables.

Quienes apoyan la teoría de extraterrestres en la antigüedad, opinan – de acuerdo con la ilustración de Hathor – que el pueblo egipcio conocía la electricidad y de este modo iluminaban las secciones donde necesitaban trabajar.
Prueba de esto es que en los profundos túneles subterráneos no se han encontrado rastros de humo que hubieran dejado las antorchas o lámparas de aceite, como si ocurre en las recamaras oscuras de las antiguas construcciones romanas y griegas.
Otros jeroglíficos en el templo egipcio Abydos revelan sofisticada tecnología de los dioses de acuerdo con la investigación de observadores. Se puede apreciar grosso modo un helicóptero, un submarino y una cañonera.

Aun más asombrosos son los antiguos papiros pertenecientes a Tutmotsis lll (1.500 – 1.450 a.C.) faraón de la XVlll dinastía egipcia; en ellos se relata la historia de unos círculos de fuego (OVNIs) de cinco metros que invadieron el cielo por varios días. Esos escritos serian la prueba de la conexión entre egipcios y los dioses provenientes del espacio quienes les brindaron conocimiento sublime.
En otro texto: LA BIBLIA; podríamos encontrar indicios de que el pueblo hebreo, cautivo por los egipcios, también estuvo en contacto con esos seres de las estrellas.
Éxodo, Capitulo 13, versículos 21 y 22:
“…E iba el Señor delante para mostrarles el camino, de día en una columna de nube, y por la noche en una columna de fuego; sirviéndoles de guía en el viaje día y noche – nunca falto la columna de nube durante el día, ni la columna de fuego por la noche delante del pueblo”
Muchos ufólogos citan este párrafo como un ejemplo de OVNIs en la biblia.
Se han reportado casos de naves alienígenas que pueden camuflarse en el cielo haciendo uso de su avanzada tecnología y pasar desapercibidas como nubes.
Según los expertos en este tema, la interpretación del fragmento anterior sería la siguiente: una formación de naves extraterrestres – ya sean varias o una nodriza (las de forma de cigarro) – guiaban al pueblo durante el día y la noche, la palabra “fuego” se utiliza en este caso para decir “resplandecía fuertemente” o “era un objeto muy luminoso”
Diversos estudiosos del fenómeno alienígena en nuestro pasado han reconocido que en la mayoría de textos arcaicos, incluyendo los sagrados, hay claras alusiones a estos seres, incluso afirman que varios personajes famosos de la antigüedad fueron testigos de avistamientos o los conocieron en persona.
Aristóteles (384 – 382 a.C.) el gran filosofo griego decía ver en el cielo “discos celestiales”.
Alejandro el grande, durante una marcha con su ejército en el 320 a.C. vio extraños objetos descritos como grandes y brillantes escudos plateados.
Plinio, escribió en el año 100 a.C. que un escudo ardiente que despedía chispas recorrió el cielo de este a oeste.
El mismo Moisés, según las versiones de distintos ufólogos, fue un contactado por los extraterrestres.
En el éxodo capitulo 19, versículos 18 y 19 leemos:
“…Todo el monte Sinaí estaba humeando, por haber descendido a él el Señor entre llamas: subía el humo de él como de un horno, y todo el monte causaba espanto – al mismo tiempo el sonido de la bocina se sentía cada vez mas recio, y se extendía a mayor distancia…” 
Esta es la descripción de un encuentro cercano del tercer tipo, en este caso el contactado es Moisés. Aquí el explica (a su manera) el descenso de una nave alienígena, preste mucha atención: La locución “entre llamas” indica que el objeto (nave) despedía una luz muy intensa, tal como relatan las historias de platillos voladores; la frase “subía el humo de él como de un horno…”  hace referencia a un vehículo con algún tipo de exosto o tubos de escape similar a un cohete; la siguiente parte del texto también revela la naturaleza extraterrestre del encuentro en el monte Sinaí.
Según el ufólogo colombiano William Chavez hay ciertos tipos de naves extraterrestres que al volar producen una especie de “zumbido” (la razón es que existen vibraciones sonoras especificas que abren puertas interdimensionales) esto explica la oración: “…el sonido de la bocina cada vez se sentía más recio…”
Está claro que la historia de Moisés es la de una persona que se topa por primera vez con seres de otros mundos o si no porque diría “…todo el monte causaba espanto”?
Una teoría científica poco ortodoxa señala que los hebreos sacados de Egipto pudieron sobrevivir en el desierto 40 días y 40 noches gracias a tecnología de punta obtenida de una fuente superavanzada.
Los estudiosos que interpretaron la historia del mana dado a los israelitas en el antiguo texto judío Sohar, creen que lo descrito allí era una maquina especializada capaz de proveer alimento al pueblo. Para probar la teoría unos ingenieros construyeron de acuerdo a las descripciones del Sohar; el resultado es fue un mecanismo que podía producir grandes cantidades de comida a base de alga.
Aclaro, que no estoy intentando desmentir a la biblia ni mucho menos confirmar la inexistencia de Dios, yo solamente presento las pruebas para que el lector abra su mente.
Aquí, hay más evidencia de lo que puede ser tecnología extraterrestre en la antigüedad:
El texto sagrado etíope Kebra Nagas, escrito en el siglo ll a.C. narra entre algunas de sus líneas que el famoso rey bíblico Salomón tenía maquinas voladoras (?) estas son conocidas bajo el nombre de alfombras voladoras que aparecen en viejos cuentas árabes como Aladino.
Muchos aseguran que se tratan de naves extraterrestres a los cuales tuvieron acceso las civilizaciones desaparecidas del viejo mundo.
El Bhagavad-Gita un texto hindú que data del 4.000 a.C.  describe dioses de las estrellas volando hacia el planeta Tierra en naves llamadas “Virmanas” estos seres poseían super tecnología y eran muy evolucionados, estaban bajo el mando de un gobierno estelar y provenían de planetas mencionados en el texto como “Vedas”. Otros diversos escritos antiguos de la India cuentan historias sobre vehículos voladores y extrañas maquinas que operaban los “dioses”.
En el Mahabharata, un compendio de 200.000 versos con una antigüedad de 3.500 años, se hacen asombrosas referencias a tecnología y descubrimientos modernos como guerras atómicas, naves aéreas y armas supremamente avanzadas, también menciona “carruajes de dos pisos con muchas ventanas que proyectaban llamaradas rojas y volaban como cometas a regiones del cielo y las estrellas”.
Las perfectas descripciones de aeronaves (OVNIs) que surcaban los cielos miles de años antes de la invención del primer aeroplano se encuentran también en el Ramayana, Mahariva, Charita y el Samarangana Sutradhara, clásicos de la antigua cultura hindú.
La explicación de la ciencia ante tales pruebas es etiquetar todo como “mitos y leyendas” inventadas por los ancestros de la cultura contemporánea, sin embargo, la construcción de obras como la fantástica pagoda negra de Konorak, India sigue siendo un enigma para ellos, desconocieron como hicieron los habitantes del pasado (supuestamente primitivos) para transportar y colocar las enormes piedras en lo alto de la edificación.
En Baalbek, al noroeste de Beriut en el Libano, miles de años antes de Cristo alguna civilización legendaria traslado por 536 metros, piedras  que pesaban 800 toneladas cada una para luego colocarlas a gran altura en una pared.
¿Cómo hicieron tal hazaña? La ciencia permanece muda mientras los investigadores del fenómeno extraterrestre insisten en su respuesta.
Una antigua colección precolombina de oro hallada en Colombia, contiene una peculiar figurilla que ha sido objeto de investigación por creerse evidencia de alienígenas en el pasado. Se trata de un aparente modelo de ave que tiene 1.800 años de antigüedad aproximadamente

El ufólogo Ivan Sanderson y el experto en aerodinámica y ex-piloto J. A. Ulrich examinaron meticulosamente la pieza de oro para luego concluir que se trataba en realidad de un avión y no de un pájaro.
Según el profesor Ulrich esa es la réplica de un caza F-102, un avión increíblemente moderno que puede atravesar la barrera del sonido a grandes velocidades e incluso hasta planear debajo del agua, por lo que resulta muy extraño que nuestros ancestros indígenas tenían conocimiento de este tipo de vehículos .
Se han realizado pruebas de vuelo con los prototipos mostrados en la parte superior demostrando que estas extrañas figuras  precolombinas eran realmente vehículos aerodinámicos capaces de alzar vuelo.
Bajo el mar Egeo, en la década de 1.906, unos exploradores hallaron una misteriosa maquina de bronce que se convertía en un enigma histórico para la arqueología: “la Antikythera”.

Fue estudiada a comienzos de los 60 por varios arqueólogos como Derek De Solla Price y George Stamiles, para su sorpresa descubrieron que se trataba de una computadora estelar con un sistema mecánico, usado para localizar estrellas sirviendo de brújula astrológica, su invención databa de la antigua época griega de modo que ese conocimiento tan complejo tuvo que venir sencillamente de otro mundo.         
La famosa batería eléctrica arcaica o “pila de Bagdad” encontrada por el arqueólogo Wilhelm Koning en la década de los 40 también ha sido señalada como evidencia de que visitantes del espacio dieron a las culturas antiguas un conocimiento excepcional.

Este objeto tiene una antigüedad de 2.000 años y era usado – según muchos de los que lo han puesto a prueba – para producir electricidad, hecho bastante inusual ya que esa forma de energía fue descubierta solo hasta el siglo XVlll de acuerdo con la historia (…)
Todas las pruebas hasta aquí expuestas son tan solo un pequeño porcentaje del pasado que ha sido ocultado a la humanidad.
La razón por la cual no se exponen muchos de los descubrimientos que nombre es porque no le conviene a los altos que las personas conozcan la verdad, es por esto que los gobiernos de todo el mundo trabajan fuertemente en el encubrimiento de la vida extraterrestre.
Mantener a la humanidad ignorante sobre su origen permite a instituciones como la religión continuar ejerciendo poder y manipulación sobre las masas, de hecho, el génesis del hombre no es la única cosa sobre la cual nos han mentido…

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada